ARTESANÍAS DE

FRANCISCO ARROYO

El abuelo Parte entiende la enorme importancia de su oficio artesanal, no solo como su economía personal, sobre todo para mantener su cultura, por ello continúa a su avanzada edad, recolectando en los alrededores de Jetarktétqal, los materiales con los que trabaja desde su casa en Puerto Edén. Es tesoro humano vivo reconocido en 2009.